jueves, 26 de junio de 2014

Otomes, un fraude para fujoshi inexpertas

Haru-chan: ¡Hola a todos! ¡Después de tanto tiempo, seguimos vivas! ¡Weeee!

Guionista de un otome en un arduo día de trabajo
Aka-chan: Hoy venimos con quejas, quejas y más quejas, como siempre. Pero nos vamos a centrar en un género de animación que, muy a nuestra desgracia, se ha puesto muy de moda en estos últimos años. Estoy hablando nada más y nada menos que de los Otome, que, por si no sabéis lo que es, se trata de un género (ya sea anime, manga o juego) que puede verse como el complementario de harem. Mientras en un harem el protagonista es un hombre rodeado de mujeres, en un otome la protagonista es una mujer rodeada de hombres. Y sí, chicos y chicas, la mayor preocupación del protagonista en ambos (en la mayoría de los casos) es saber con quién van a acabar enrollándose y, espero no spoilear si alguien se está viendo alguno, nunca acaban con nadie.

Haru-chan: Así es. Da igual que los tíos que aparezcan en un otome estén como un queso o que la tía parezca medianamente decente en la sinópsis de turno, podemos afirmar y afirmamos que, si os gustan las buenas historias NO os veáis un otome. No tendrá ni “chicha ni limoná” y por supuesto, la mitad (por no decir todos) de los personajes serán idiotas.

Aka-chan: Esto se debe en parte a que la mayoría de animes de este estilo están sacados de novelas visuales, en las que posiblemente sí se puedan seguir varias historias que no tienen por qué estar mal. El problema es que al pasar la historia de la novela visual al anime, los creadores prefieren no arriesgarse y hacer una historia de lo más monótona (como si, al jugar, obviásemos las opciones como si no existiesen), quedando una evolución sosa y sin fundamento.


Haru-chan: Esto significa que en toda la historia veremos a un montón de tíos que no saben bien donde poner el huevo, intentando ligarse a una tía que ronda muchas veces entre lo insípido y lo estúpido que, o bien no le convence ninguno para tirárselo, o no se entera de lo que pasa y claro, no se los puede tirar todos a la vez porque entonces pasaríamos de otome a hentai XD

Aka-chan: En definitiva, Haru-chan y yo, nos oponemos totalmente a los otome, ya que somos amantes de las buenas historias con un trasfondo currado, una buena ambientación, personajes introspectivos y característicos y, sobre todo (algo en lo que fallan mucho los otome) un buen final.

Haru-chan: Pero bueno, comprendemos que a mucha gente le gusten los otome y reconocemos que los personajes masculinos que aparecen están (por lo general) muy buenos. Lo que no podemos entender es por qué hay tantas fujoshi como locas por los otome y enrollando a los tíos entre sí y creemos que por esa razón muchas veces a las fujoshi no se nos toma en serio.

Aka-chan: Y yo, por experiencia, no puedo decir que todos los yaois son buenos -ya me gustaría- pero, queridos fudanshis y fujoshis, un otome no es un yaoi, ni mucho menos, no nos dejemos engañar por el fanservice simplón para conseguir que muchachos/as hormonados/as compren merchandasing.


Haru-chan: Todos hemos caido en esa trampa propia de jóvenes inexpertos, ¿pero de verdad hay que conformarse con algo mediocre solo porque los tíos que salgan estén buenos físicamente? Yo creo que no. Para hacerse respetar hay que tener algo más de criterio (lo sé, todos pecamos de vez en cuando)


Aka-chan: Y es que, un chico extremadamente agraciado tiene mucho que envidiarle a un chico mono, profundo y sensible. O a un hombre valiente y fuerte. No nos dejemos engañar por los otome que, al fin y al cabo, lo único que hacen es sacarse los personajes de un molde.

Haru-chan: Exacto, y encima las tías suelen ser de estas que todo el mundo quiere sin motivo alguno, porque aunque sean guapas, son estúpidas de remate y dan ganas de entrar en la pantalla y pegarles una patada en la seta. Así que, amigos, disfrutad del yaoi en su estado más puro y dejaros de refritos inventados.

viernes, 14 de marzo de 2014

Quiero cagar en el baño de Pablito


Haru-chan: ¡Buenas noches a todo los seres nocturnos que no pueden pegar ojo como yo y a los que están sobando también! XDD Hoy vengo en solitario.

Sí, por primera vez en este blog de Las locas locas aventuras de dos Fujoshis voy a hacer una entrada independiente, porque es algo que llevo tiempo queriendo hacer y porque se me ha presentado la ocasión ideal para realizarla.

Os preguntareis (o no) de qué voy a hablar en esta entrada con un título tan peculiar y escatológico, pero todo a su tiempo.

Madre mia, nos hemos puesto hasta las trancas de comida
Esto tiene una explicación muy coherente. Veréis, acabo de regresar a mi casa después de una superceñorra en el buffet libre del Domino's Pizza y después de tal atracón a uno le entra la risa floja y, ¿por qué no decirlo abiertamente?, ganas de ir al baño. De modo que, como la casa más cercana era la de Aka-chan, a la cual yo llamo a veces Pablo, nos ha prestado a todos los que íbamos amablemente su baño. Así que de ahí se explica el título de la entrada.


Pero obviamente no estoy aquí para hablar de defecaciones, no os preocupáis, estoy loca pero no tanto XD Simplemente creía que de una manera un tanto extraña podría ser una metáfora de lo que quiero transmitir.

Quiero hablar de un periodo muy duro que todos pasamos de un modo u otro en la vida que es la separación de un ser querido, en este caso, hablaré de cuando Aka-chan y yo, las cuales habíamos sido uña y carne desde 4 de la ESO, nos veíamos por primera vez separadas al haber entrado yo en la universidad.

El verano anterior fue un verano irreal, creo que ninguna era consciente de lo cómo podía cambiar la situación a partir de septiembre, de modo que nos lo pasamos en grande comiendo tarrinas gigantes de helado, escribiendo yaoi y yendo esporádicamente a la piscina.

Y esto es lo que piensas que va a pasar cuando entras sola
por primera vez a la univesidad.
Cuando llegó el momento de que cada una empezara el curso docente por separado, el miedo me sobrevino. No tenía Aka-chan a mi lado para apoyarme (no físicamente hablando, me refiero), soy muy tímida y encima una fujoshi empedernida. Sin duda un bicho muy raro, de modo que casi temblé al entrar los primeros días a clase.

Pensaba "Ay, ojalá tuviera aquí al lado a Aka-chan y pudieramos ponernos como locas a escribir". Pero la añoranza del yaoi a fin de cuentas podía suplirla al llegar a casa, era más el terror de no poder integrarme o de que la distancia relativa que iba a adquirir con Aka-chan enfriase nuestra relación.

Sin embargo, nada de lo que temía ocurrió, por lo que he aquí mi reflexión, que llevaba tiempo queriendo expresar y que hoy manifiesto: Da igual que seas una fujoshi, un idiota, una camello o un periquito, que seas el bicho más raro de toda la tierra y que un desierto infinito te separe de aquellas personas que te importan, porque si la amistad es sincera, permanecerá a pesar de las adversidades.

Y respecto al yaoi, bueno, ya no podías escribir en clase, pero encontramos salida a nuestras ansias escribiendo por las noches por internet y creo que nos está yendo bastante bien, por los comentarios que nos dejan en los fics que colgamos.

Si al final de tanto estar pegados los unos a los otros nos
ponemos pesados XD
Esta ha sido mi reflexión. Espero no haber causado que alguna persona del sueño que le ha entrado se cargara el teclado de un cabezazo XDDD En realidad solo quería decir estas palabras para alentar a todas las personas, fujoshis o no, que estén pasando por momentos difíciles, con amigos o con relaciones con otra gente y porque expresar que, aunque no dieron un duro por nosotras, Aka-chan y yo hemos seguido juntas y conseguido muchos de nuestros objetivos porque a fin de cuentas hay tanta confianza como para querer cagar en el baño de la contraria y tanto amor por la otra parte como para prestar amablemente el retrete.

Así que fuerza y valor, chicos. Si sois raros, da igual, siempre encontrareis a alguien más raro que vosotros por ahí que está dispuesto a soportaros XDDD

¡Sed felices!

domingo, 19 de enero de 2014

WTF?!, Cuando haces POP ya no hay STOP (Tiger and Bunny)

Haru-chan: Hola a todo el mundo. Haru-chan, osease, yo y Aka-chan, nos congratulamos de estar aquí de nuevo.

Aka-chan: Venimos a anunciar que en una noche de pasión dejé embarazada a Haru-chan. Es broma. Feliz no día de los inocentes

Haru-chan: ¡WEEEE! Con un poco de suerte paro una tarta y nos montamos una party XDD Bueno, pongámonos serias, por favor.

Aka-chan: Ahora mismo te preguntarás: WTF!? ¡Y de eso vamos a hablar ahora!

Haru-chan: ¡Correcto! Hoy estrenamos una sección a la que podríamos llamar...WTF?...y no sé qué más

Aka-chan: Creímos que una de las partes importantes de las vidas de las fujoshis es ese momento en el que tranquilamente buscas gilipolleces sobre yaoi en google y, sin ton ni son, aparece “algo” que te saca un WTF!? del alma

Haru-chan: Existen varios tipos de WTF? los graciosos y los que te dan ganas de matar gente. No vamos a debatir sobre eso, pa gustos los colores, pero nos gustaría compartir algunos WTF? con vosotros.

Aka-chan: Y para celebrar que he enganchado a Haru-chan a Tiger & Bunny, empezaremos con unos cuantos WTF!? de esta serie tan yaoizable

Haru-chan: Así es, amo Tiger and Bunny al igual que Aka-chan, lo que significa pasarse horas y horas buscando yaoi de esta magnífica serie y sus consecuencias...fotos y fotos de WTF? a cada cual más WTF?

Aka-chan: Por ello, comencemos con un ranking de imágenes WTF?, que irán de menos a más

Haru-chan: Lo cierto es que esta va a ser solamente una sección de los mejores o mayores WTF?, porque lo cierto es que encontramos muchísimos en una sola noche XD

Aka-chan: Esta vez, nos centraremos en los WTF? más bizarros

Haru-chan: Comenzaremos con una imagen en la que podemos observar a Barbaby con un peluche de un tigre.




Haru-chan: A esta foto me gusta llamarla "Las llamas acosadoras" XD







video


Aka-chan: Habréis comprobado que hay un vídeo... En el primer puesto. Pues bien, si lo habéis visto sabréis que el primer puesto está bien merecido y es que, señores y señoras, señoras y señores, llamas con y sin sombrero, se trata de una película PORNO de tiger & bunny. Rectifico; una película porno en la que dos señores no muy agraciados llevan pelucas a modo de Kotetsu y Barnaby

Haru-chan: Ahora me pregunto cómo os sentís. ¿Nerviosos, inquietos, estupefactos? Pues así son los WTF?!, si estás en internet buscando cosas ten cuidado, porque puede que las encuentres...

Aka-chan: Controlad vuestras pesadillas, porque ha sido terrorífico. ¡Hasta la próxima!